Entender las señales del cuerpo.

Como seres que hemos venido a experimentar una vivencia terrenal, pasamos por esta vida teniendo momentos de gozo y otros de aflicción. La disarmonía, las crisis o la enfermedad, son parte de nuestro desarrollo tanto físico, mental, emocional y espiritual.  Pero para salir de estos episodios más fortalecidos o más sabios, precisamos, no sólo transitar por estos malestares, sino aprender de ellos.

Y para ello, hace falta conocer las señales que, sobre todo, nuestro cuerpo nos muestra. Venimos provistos de un cuerpo que es más sabio en expresar de lo que somos capaces de interpretar. En él se acaba manifestando devisible, palpable, medible… el desequilibrio que se haya producido en el cuerpo vital o en el campo emocional y que no se haya podido resolver en un periodo prudencial. Por ejemplo, una mala gestión de la ira (campo emocional) puede provocar un desequilibrio digestivo (cuerpo vital) y acabar manifestándose a modo de úlcera de estómago en el cuerpo físico.

Desde la visión holística se buscará el origen de tal manifestación, pero a veces, no es tan fácil descubrir qué nos está mostrando y se precise de ayuda externa. El test de escucha es de utilidad para conocer una parte de esta información.

El test de escucha. Una prueba diferente a la audiometría

metodo tomatis en integral centre mèdic

 

El test de escucha es una de las herramientas más características del Método Tomatis®, creado por el Dr. Alfred Tomatis (1920-2001), otorrinolaringólogo e investigador. Determina no sólo la capacidad auditiva de la persona, como una audiometría convencional, sino que valora también su calidad de escucha.

La escucha es la capacidad de utilizar la audición de una manera voluntaria y atenta con el fin de aprender y comunicar sin que resulte perturbador a nivel emocional. Es una función cognoscitiva de alto nivel que introduce un factor psicológico emocional de trascendencia.

Este test va más allá del análisis órgano-mecanicista. No se pregunta por las causas físicas que le impide oír determinadas frecuencias, sino averiguar el porqué no se perciben a pesar de que fisiológicamente se pueda hacer.  El test revela cómo se adapta la audición al mundo sonoro que nos rodea.

Una petición del médico naturista

El médico naturista del centro me deriva un paciente suyo para realizarle un test de escucha. Se trata de Ramón, de 55 años, que acudió a su consulta hace cinco años con la demanda de cambiar sus hábitos de vida por problemas de salud sobre todo a nivel digestivo, algo de sobrepeso y una hipertensión que atribuía hereditaria, pero que empezaba a preocuparle por su edad, ante el riesgo de padecer un accidente cardiovascular. Después de un acompañamiento del médico naturista en su alimentación y una corrección paulatina de sus hábitos perjudiciales para él, hace tres años hizo el paso a una dieta vegetariana y desde entonces su peso se ha regulado, no ha padecido más molestias digestivas, se siente mucho más enérgico y realiza actividades en la naturaleza que le son muy satisfactorias.  Sin embargo, hay un factor que no se ha podido estabilizar, su tensión sanguínea.

Siempre cabía la posibilidad de atribuirle la causa al factor hereditario, pero como no nos gusta quedarnos con una visión determinista de las cosas, y abrir nuevas posibilidades para hacer algo “por y para nosotros” es una perspectiva que Ramón comparte, se plantea realizar la prueba para buscar otra información.

 

metodo tomatis en integral centre medic con Rosa Chacón

El test y su resultado

El test se realiza en un espacio no insonorizado con la función de observar la escucha en un espacio de normalidad cotidiana.

Las pruebas que se le realizan son el test de los umbrales en los dos oídos, en conducción aérea (por el conducto auditivo externo) y ósea (por el hueso mastoideo); análisis de la selectividad: la percepción y análisis entre agudos y graves; el estudio de la “espaciliazación”: la localización espacio-temporal del oído; y la investigación del oído rector: el poder de autocontrol tanto de la escucha del lenguaje que procede del otro, como de la propia habla.

El perfil sugerido por el test de escucha de Ramón es el reflejo particular al entorno sonoro, mostrando sus estrategias de atención auditiva y de gestión emocional en las situaciones de comunicación y de aprendizaje.

Pero, Ramón es mucho más que un test de escucha. Debemos tenerlo claro a la hora de hacer cualquier interpretación de los resultados. El test abre hipótesis de trabajo por donde investigar aquello que resulte significativo para él.

Lo más destacable en su caso, fueron para ambos oídos una distancia marcada entre las curvas aérea y ósea (una curva aérea normal y una retracción de la curva ósea), y una selectividad claramente cerrada. El resto de parámetros se encuentran dentro de lo establecido como normalidad.

Este perfil sugiere la activación de un mecanismo inconsciente de defensa emocional a lo que puede ser percibido como agresivo y una manera de enfocarlo desde la desconexión consigo mismo para poder continuar como “si no pasara nada”.

metodo tomatis en integral centre medic

Información para pasar a la acción

A través de esta información, Ramón empieza, por un lado, a valorar los importantes cambios que ha experimentado en estos últimos años. Sus hábitos de vida saludables han mejorado significativamente su salud física e incluso su nivel de energía y actividad. Sin embargo, se plantea cómo se ha relacionado ante lo que para él podría generarle algún conflicto interno.

Empieza a ser consciente de su papel de intermediador entre los conflictos de los demás, las personas cercanas le demandan ese papel de conciliador y él no sabe decir que no.

De hecho, teme más ser copartícipe de un conflicto y acaba sugiriendo salidas, aunque ello suponga renunciar a sus propios deseos.

Se considera una persona con mucha voluntad y compromiso para llevar a cabo cambios a nivel individual pero cuando está en comunidad, escuchar diferentes criterios y maneras de percibir el mundo, le genera ansiedad. La forma de contrarrestarla es no exponerse a esas situaciones. “No puedo cambiar al prójimo, me aíslo”.

Empieza a plantearse que esta situación de contrariedad, por un lado, intermediar conflictos ajenos, por otro lado, evitar los propios, es un nexo de unión a su padre, ¡así como la hipertensión!

Una “herencia” de la que le gustaría desvincularse. Sin duda, se baraja la posibilidad de que su tensión elevada sea una manifestación en el físico de un desequilibrio en el campo de la gestión emocional.

Para Ramón, esta lectura tiene sentido para entender lo que él vive, así que pasamos a las propuestas de acción.

Inicia la audición de un primer programa del método Tomatis® de 26 horas de música tratada con el objetivo de conectar con él mismo y su propio deseo (autoescucha), para poder escuchar a los demás sin que le perturbe y empoderarse para gestionar su relación con los demás desde la asertividad.

Seguro que, con su compromiso y voluntad ya demostradas, esa tensión interna expresada a través de su sangre mejorará rápidamente.

 

Rosa Chacón Pena, maestra, postgraduada en mediación y formada en método Tomatis®.

Artículo publicado en la revista Integral en 2017.

Trastorno de aprendizaje,
una oportunidad de conocerse

La creciente preocupación porque exista un trastorno de aprendizaje ante un ritmo “inadecuado” en el progreso curricular o ante una emoción negativa relacionada con la escuela, ha promovido un avance en el estudio de problemas específicos del aprendizaje y, paralelamente, ha impulsado un cuestionamiento crítico de los planes educativos actuales.

Desde una visión holística de acompañamiento en los procesos vitales de las personas, consideramos que una dificultad, un trastorno, un malestar…puede ser redirigido hacia un aprendizaje profundo de crecimiento humano.Una oportunidad de conocer y conocerse.

Es desde esta perspectiva que nace el Programa de atención y mejora en los procesos de aprendizaje (PAMPA), porque más que aprendices, somos seres “aprehendientes”, una palabra que no existe en nuestro vocabulario, pero que pretende transmitir la capacidad de estar en constante aprendizaje y transformación.Tomar consciencia de ello nos empodera para lo que nos depare el futuro.

Porque, tengamos claro que respecto a nuestros hijos, más allá del sistema educativo principal de la sociedad o las tendencias alternativas, de la elección de la escuela ideal, del encuentro con la maestra o maestro capaz, de los recursos que se dispongan, de las ayudas externas, de la voluntad de atender la diversidad,de los diagnósticos exactos…existen unos seres que han venido a este mundo a dar lo mejor de sí…

Y, una dificultad en los aprendizajes escolares nos puede dar pistas de ese singular talento.

LA CONSULTA SOBRE EDU

Recibo una consulta telefónica sobre el servicio PAMPA pidiendo información para ayudar a un niño, Edu de 8 años,que “no avanza en el colegio”, dice su mamá Carmen. Ha visto que en el centro tenemos el método Tomatis® y cree que le puede ir bien.

Le explico que, por supuesto, la neuroestimulación auditiva que estimula la plasticidad cerebral y la capacidad de escucha, principios de actuación del método Tomatis®, es una herramienta muy útil que utilizamos dentro del programa. Pero que también abordamos de forma más amplia aspectos que esta situación parece llamar la atención.

En un primer encuentro viene Carmen sola a realizar una primera visita y poder hablar de sus preocupaciones con la libertad de hacerlo sin su hijo delante.
Tomando como herramienta guía el modelo del trébol de cuatro hojas, vamos analizando los aspectos que configuran el ser humano, el cuerpo físico,el cuerpo vital, el campo emocional y la esencia o identidad.

Para Carmen lo más destacado es que “no aprende por más que le repitas las cosas”, es un niño con poco carácter y los compañeros lo dominan, va a disgusto al colegio desde hace dos años, y aunque coincide con el nacimiento de su hermana, ella lo atribuye a que en el colegio empezaban con la lectura más seriamente.
Se queda a comer en el colegio porque en casa es “mal comedor”. A las 16:30h lo recoge y van a casa de la abuela a hacer tiempo para ir a buscar a la hermana a la guardería.

El padre llega sobre las 18:30h. y mientras él baña a la niña, a ella le toca “la hora del suplicio” con los deberes de Edu. No hay manera que acabe con la tarea, todo se eterniza y es una batalla diaria.

Se muestra muy angustiada porque cree que su hijo puede tener algún trastorno, él no quiere leer y escribe con muy mala letra.
Fue un niño muy deseado, le costó mucho quedarse embarazada y tuvo que hacer reposo durante la gestación.

Ante la pregunta de qué es lo destacable en positivo de Edu, dice reconocer que aunque le comenté por teléfono que lo pensara, cuando ha intentado ponerse a ello, sólo le viene a la cabeza el miedo a que tenga algún problema que no le permita ser un niño capaz.

Hacemos un pequeño ejercicio de relajación/ conexión con los sonidos vocales y le invito a que lo haga cada día antes de ir a dormir y que piense entonces lo destacable en positivo de Edu.

EDU VIENE A LA CONSULTA

A la semana tenemos la siguiente sesión, esta vez ya con el protagonista. Edu es un niño menudo que se muestra tímido,buscando el contacto continuo con la madre. Poco a poco se va hacia el lugar de juegos y empieza a jugar con piezas de encaje, con cuerdas y colores.

Mientras observo su psicomotricidad,la madre me dice haber hecho la práctica que le recomendé y que Edu es un niño muy cariñoso con su hermanita, que le gusta cantarle y a ella parece encantarle.

Su lateralidad predominante es izquierda en mano, ojo y pie. Después, en sesiones posteriores al realizarle un Test de Escucha, se comprobó que en oído también.
No es un niño hablador, pero pide aquello que necesita o le interesa y empezamos una conversación. Explica que en el colegio juega al futbol con los amigos aunque a él no le gusta mucho. A él le gusta jugar con su prima, que es más pequeña, a cantar y a disfrazarse.

Su madre ha traído la libreta de los deberes “extra” que ella le pone para mostrarme la mala letra que hace. Invito a Edu a que pinte, dibuje o escriba lo que quiera en su libreta.Y Edu rellena hasta ocho páginas seguidas de garabatos de color negro. Empieza con mucho ímpetu y poco a poco se va relajando…

Tranquilizo a Carmen para que le deje hacer. Ella va diciéndome que nunca había hecho algo así.

Cuando acaba, escribe su nombre bien grande: EDU. Y acto seguido me pregunta: ¿podía hacerlo? Le contesto que de eso se trataba, de pintar, dibujar o escribir lo que quisiera en su libreta. Sonríe, se sienta en las faldas de mamá y le da un beso.

 

INICIAMOS UN ACOMPAÑAMIENTO EN ESTE PROCESO

Junto a Carmen, determinamos que antes de descartar o confirmar algún problema de aprendizaje, hay que atender el campo emocional para que Edu reconecte con el deseo de aprender y que ambos puedan disfrutar de esos ratos compartidos.

Edu disfruta de una hora semanal de escucha de música filtrada, mientras juega, dibuja, pinta o escribe alguna canción. El programa seleccionado para él, del

Método Tomatis®, actúa sobre el sistema límbico (parte media del cerebro) al que el sistema auditivo está conectado. Esta parte es, entre otras cosas, responsable de los mecanismos de la emoción, la memoria y el aprendizaje.

Carmen y yo observamos y proponemos nuevas prácticas para entrenar en casa. Por ejemplo, Edu es el nuevo ayudante de cocina de los domingos. De esta forma el vínculo relacional de ambos no se limita a los aprendizajes escolares, sino a otros aprendizajes más cotidianos y asimismo ha empezado a explorar el placer de comer aquello en el que él ha participado. Si algún día la opción de quedarse al comedor del colegio se desvincula del ser “mal comedor” habrá sido un éxito, pero eso ya se verá…

También vamos a ir descubriendo ese potencial que parece asomarse al gusto por el canto y la interpretación.

Carmen, por su parte, ha empezado un trabajo sistémico en el centro, ya que en una sesión conectó su miedo a que a Edu le pasara algo malo, con la muerte de su hermano pequeño, cuando era una niña. Se ha abierto un espacio para conocerse.

Vamos caminando hacia un lugar que no sabemos dónde conducirá pero que está proporcionando serenidad en este transitar. Y, de eso se trata.

 

De ROSA CHACÓN,
MAESTRA Y MEDIADORA