CEFALEA FIN DE SEMANA

Suelo tener un intenso dolor de cabeza durante el fin de semana. En cuanto empiezo a trabajar el lunes se me marcha. En vacaciones no me ocurre. ¿Qué puede ser?

                                                      A.G. (Pontevedra)

 

Es difícil aventurar un diagnóstico sin hacer una historia clínica detallada, pero con casi toda probabilidad tu caso podría explicarse por el síndrome de abstinencia a la cafeína.

La cafeína está presente en el café, el té (teína y cafeína son la misma sustancia), el mate y algunas bebidas estimulantes con cola.   Como toda droga, en este caso legal, queda definida porque crea adicción y porque su ausencia produce “mono” o síndrome de abstinencia, que en este caso es el dolor de cabeza intenso, proporcional a la dosis habitual de consumo y la tolerancia de cada persona hacia esta sustancia. Acostumbra a durar un par de días y luego desaparece para no volver. 

Muchas personas toman hasta tres o cuatro cafés en días laborables, y no lo hacen el fin de semana. Esto lógicamente genera la cefalea que desaparecería espontáneamente hacia el lunes o consumiendo cafeína. No sé si este podría ser tu caso. Al iniciar la semana el ciclo se repite. En vacaciones, sino se toma cafeína de forma regular, sólo sucede los dos primeros días después de dejar el alto consumo y luego lógicamente ya no.

Por tanto, la solución para evitar el síndrome de abstinencia es dejar de consumirla definitivamente o tomarla de forma continua. Cuando las dosis son bajas o la tolerancia alta, estos síntomas no suelen producirse.

Recordar que el café natural siempre es mejor que el torrefacto, ya que los benzopirenos presentes en este último tienen un efecto pro cancerígeno, y que los descafeinados no contienen cafeína, pero si sustancias derivadas del tratamiento que ha recibido. Tener en cuenta también que el té es mejor que el café por su riqueza en antioxidantes y bioflavonoides, lo que no evita su contenido en cafeína.

En cualquier caso, el consumo diario de productos con cafeína u otros estimulantes no parece recomendable para la salud, ya que, aunque inicialmente parece que aumentan el rendimiento, en realidad lo que producen es un desgaste del sistema nervioso y un consumo de nuestro stock energético, ya que su mecanismo de acción no es aportar energía sino movilizar la que tenemos.

Hoy en día existen muchas alternativas para sustituir estas bebidas: desde preparados con cereales tostados, malta o achicoria, a infusiones varias entre las que se incluye el té Rooibos (no tiene cafeína).

Pedro Ródenas (Médico Naturista)