Introducción Nuestros profesionales

Esta terapia nace de los estudios del Dr. Isaac Goiz en 1988. Descubrió que muchísimas enfermedades se asocian a un desequilibrio del pH en nuestro organismo.

De la misma forma que nuestro cuerpo tiene una temperatura estable que debe mantenerse para conservar la salud, el pH de nuestro cuerpo, es decir el grado entre acidez y alcalinidad, debe estar alrededor de 7,4.

Es como cuando no cuidamos el agua de una piscina que se enturbia, aparecen microorganismo y algas, si ponemos cloro el agua se desinfecta, pero si está en exceso puede irritar nuestra piel. Encontrar el pH justo nos asegura un agua en buenas condiciones donde podemos bañarnos sin peligro.

Se sabe que las enfermedades producidas por microorganismos que generan infecciones necesitan un pH determinado. Si nuestro organismo tiene este desequilibrio y tiende a la acidez, será un terreno propenso para infecciones víricas y fúngicas. Si el organismo se alcaliniza demasiado, aparecerán inflamaciones y el terreno será propicio para infecciones bacterianas y parásitos.

La enfermedad tiene más dificultad en desarrollarse con un pH equilibrado. La terapia del Par Biomagnético tiene como objetivo restablecer este equilibrio.

INDICACIONES:

  • Convierte nuestro espacio intercelular como un terreno hostil para los patógenos.
  • Es natural, indoloro y no invasivo.
  • ES una terapia reequilibrante.
  • No tiene efectos secundarios y es compatible con cualquier tratamiento.
  • Los resultados se observan como máximo en unas semanas.

Indicada tanto en adultos como en niños.

Marta Rico Bou

Psicòloga. Col·legiada 25093

Kinesiòloga. 

Titulada en Naturopatia

 

 

Pide hora:

Conozca los profesionales en Integral