Introducción

La terapia neural actúa regulando el sistema nervioso vegetativo o autónomo. El sistema nervioso vegetativo coordina todas las funciones de nuestro cuerpo. Si se produce una irritación que altera la función del sistema nervioso vegetativo, aparecerán molestias en las partes del cuerpo más vulnerables. La terapia neural elimina estas irritaciones a través de la inyección de un anestésico local, generalmente procaína, en zonas determinadas del cuerpo. El organismo activa de este modo su propia fuerza reguladora y curativa.

Cicatrices, infecciones, inflamaciones, traumatismos, etc, así como problemas emocionales pueden producir irritaciones que interfieren en la correcta función del sistema nervioso vegetativo, causando diferentes tipos de patologías. Las células localizadas en las zonas de irritación presentan una alteración en su potencial de membrana, de forma que se encuentran en un estado de despolarización permanente. Anestésicos locales, inyectados en dosis pequeñas, producen una repolarización y estabilización de las células alteradas, neutralizando estas zonas de irritación. De esta manera la célula logra recuperarse.

El eje neuro-endocrino-inmunológico también está influenciado por factores psicológicos y emocionales. La ansiedad, el estrés, la depresión inhiben el sistema inmunológico y alteran también la función del sistema nervioso vegetativo, de forma que pueden aparecer alteraciones orgánicas; problemas de salud originados por afecciones psíquicas estresantes. La somatización de las emociones tiene lugar a través del sistema nervioso.

La frecuencia de los tratamientos depende de cada caso particular. Inicialmente una o dos veces por semana. Los intervalos de tratamiento se van alargando a medida que mejoran los síntomas, hasta que desaparecen y no se necesitan más sesiones de terapia neural.

Indicaciones de la terapia neural:

  • Dolores agudos e inflamaciones
  • Dolores crónicos: Dolores de cabeza y migrañas, lumbalgias, ciáticas, dolores de espalda, dolores neuropáticos, cicatrices dolorosas, enfermedades reumáticas.
  • Enfermedades crónicas, sobre todo si son originadas por zonas de irritación
  • Sinusitis
  • Problemas hormonales