Introducción Nuestros profesionales

Psicología Juvenil

¿Encajar o crear en el mundo adulto?

A los 16 años, a veces ya viéndolo venir desde años antes, se nos plantea la pregunta:

  • ¿elijo estudiar más?
    ¿si es que sí, qué? ¿si es que no, qué hago?
  • Cuando acabamos de estudiar lo que hemos elegido (o nos han obligado) entre los 16 y los veintipico, se nos plantea la pregunta:
  • ¿trabajo para alguien? ¿de qué?
    ¿emprendo mi propio trabajo? ¿cómo?
  • En algún momento entre los 16 y los 35 en que tenemos algo de independencia económica, se nos plantea la pregunta:
  • ¿dónde vivo?
  • ¿solo/a? ¿con quién/es?

 

Las respuestas a estas preguntas, además de personales e intransferibles, son algo más difíciles por algunos motivos:

1. El mundo ya no funciona como antes, no como nos han contado que funcionaría.
2. La mayoría de las personas mayores que tú siguen esperando que te conviertas en un/a adulto/a moderno/a estable.
3. Lo que estudias parece que te da prestigio social, y que se lo da a tu familia. A veces es difícil que hagas lo que tú realmente quieres si te ponen presión.
4. No hay suficientes personas que quieran que trabajes para ellos/as, y habrá menos probablemente más adelante.
5. Para vivir por tu cuenta y no tener que volver atrás, necesitarás pagar un alquiler sin sueldo estable.

 

Vaya panorama.
La alternativa a encajar en este mundo adulto es crearte un lugar en él. Un lugar que te guste.

1. Para vivir en el mundo de ahora: Información crítica
2. Para ser un/a adulto/a postmoderno/a inestable: Relaciones fuertes
3. Para estudiar lo que realmente quieres tú: Autoestima clara
4. Para trabajar por tu cuenta: Equipo de trabajo
5. Para vivir por tu cuenta: Convivencia colaborativa

Y aunque todo esto te ayude a que el panorama actual no te coma, también te hará falta:

A) Decidir aunque tengas dudas: se puede tomar decisiones sin tenerlo claro
B) Elegir entre muchas alternativas: se pueden mantener abiertas otras opciones cuando eliges
C) Comprometerte: se pueden cambiar los compromisos hablando

¿Te acompaño?

 


 

Psicología Adolescente

¿Quién soy si ya no soy yo?

10 años, 11, 12, 13, 14… Nos salen pelos en el cuerpo y van viniendo más cambios. En algún momento, entre los 10 y los 15, sacamos fluidos por la vagina y por el pene.

¿Sabes qué ha pasado dentro de nuestros cuerpos para que pase esto fuera de nuestros cuerpos?

Comenzamos a sentir cosas que antes no sentíamos:

  • Nos enfadan cosas que antes nos daban igual
  • Nos gustan cosas que antes nos daban asco
  • Nos ponen triste cosas que antes nos divertían
  • Nos dan miedo cosas que antes nos aburrían

Nuestra familia empieza a darnos más igual… Vemos sus defectos y ya no queremos ser como ellos. Queremos ser todo lo contrario a ellos.
Nos importan más nuestr@s amigos y amigas, y vamos cambiando de grupos para aprender y probar nuevas maneras de ser.
¿Cómo quién seremos ser si ya no somos como nuestra familia?

Por eso, nos importa mucho quién va con quién, con quién vamos nosotr@s, los chicos o las chicas que nos gustan…

Pueden pasar 3 cosas:
1. Que nuestra familia no nos deje ir con nuestr@s amigos y amigas.
2. Que nuestr@s amigos y amigas no nos dejen ir con ellos o no nos dejen ir con otros.
3. Que nuestra familia y nuestr@s amigos nos dejen ir con quien queremos y cambiar tantas veces como queramos

Entonces, hace falta hacer 3 cosas diferentes:
1. Tranquilizar a nuestra familia, negociar permisos y cumplir compromisos
2. Conectar con nuestros amigos y amigas, acordar relaciones y cuidar los vínculos
3. Disfrutar de la libertad de relación y exploración que es propia de nuestra edad

Para poder hacer cada una de estas cosas, necesitaremos:
1. Decir no a los compromisos que nos pide nuestra familia y son excesivos para nuestra edad
2. Decir no a los amigos y amigas que nos rechazan y a los que nos piden que vayamos solo con ell@s
3. Tener personas de confianza con las que hablar de cómo nos van las relaciones y preguntarles sobre las experiencias nuevas

 

¿Hablamos?

Conozca los profesionales en Integral