Introducción

Ayurveda

La palabra ayurveda significa «ciencia de la vida». En el antiguo idioma sánscrito «Ayus» significa vida y «veda» conocimiento. Ayurveda se originó en la India hace unos 5000 años. Sus conceptos son aplicables universalmente. Actualmente está aumentando el interés y el desarrollo de la medicina ayurvédica en el mundo occidental. Ayurveda no sólo es un tipo de medicina sino toda una filosofía de vida. Se trata de un sistema holístico que define la salud como un estado de armonía entre cuerpo, mente y alma. El Ayurveda sigue las leyes de la naturaleza y tiene presente la constitución de cada persona y de ahí que el tratamiento también sea individualizado. No se trata la enfermedad sino a la persona.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce Ayurveda como sistema médico tradicional.

Las teorías del ayurveda se rigen por los 5 elementos (tierra, agua, fuego, aire y éter) y las 3 Doshas (vata, pitta, kapha). Las Doshas son las bioenergías que rigen los procesos fisiológicos. Estas Doshas determinan el cuerpo físico e influencian sobre la mente y el espíritu. Según las doshas predominantes, se determina la constitución de cada individuo.

El ayurvédico es un tipo de tratamiento natural, individualizado, según la constitución de cada persona, a través de:

  • Dieta individualizada
  • Complementos nutricionales
  • Tratamientos locales con plantas y aceites medicinales
  • Técnicas de depuración y eliminación de toxinas y revitalización del organismo (Panchakarma)
  • Relación cuerpo-mente
  • Establecer un ritmo de vida y unos hábitos naturales saludables

Las indicaciones del Ayurveda son principalmente enfermedades crónicas como:

  • Todo tipo de dolores crónicos (cefaleas, migrañas, lumbalgias, ciáticas, artrosis, etc)
  • Enfermedades reumáticas: Fibromialgia, polimialgia reumática, artritis reumatoide
  • Problemas gastrointestinales: Colon irritable, constipación, hiperacidez
  • Intolerancias alimenticias
  • Trastornos metabólicos
  • Obesidad
  • Fatiga crónica