CAFEÍNA

Hola, soy una mujer de 37 años, hace poco leí que el Té y el Café interfieren en la asimilación del hierro si se toma después de las comidas. Yo tengo anemia desde que me quede embarazada y encima tengo las menstruaciones muy abundantes por lo que se me agrava el problema. Me gustaría saber si el café descafeinado y la Coca Cola sin cafeína no interfieren en la asimilación del hierro, además de gustarme mucho el café, en verano lo necesito ya que tengo bajadas de tensión, ahora en mi casa se compra la Coca Cola sin cafeína por mi hijo y yo también la tomo a veces, ¿puedo tomar café descafeinado después de comer? o ¿debería no tomarlo después de comer?
María (Cuenca)

La cafeína es un alcaloide tóxico que se encuentra en hojas, semillas o frutos de más de sesenta plantas de diferentes partes del mundo. Entre las bebidas habituales está presente en el café, en el té y en el mate en menor proporción, y en bebidas con cola.

Al potenciar la transmisión de los impulsos nerviosos entre las neuronas, la cafeína es un gran estimulante que se incluye en la mayoría de las bebidas tonificantes y que obligan al organismo a rendir por encima de sus posibilidades, evitando que la persona haga lo que el cuerpo le pide, que es el descanso. Estas bebidas pueden considerarse drogas ya que cumplen todos lo requisitos para llamarse así: crean adicción, producen tolerancia necesitando cada vez más dosis para producir el mismo efecto, cuando se dejan de tomar aparece el síndrome de abstinencia (habitualmente cansancio, irritabilidad, cefalea, ansiedad…), y su uso habitual (diario y más de una vez al día) es nocivo para la salud. Pueden producir hipertensión, arritmia, hipercolesterolemia, osteoporosis, acidez de estómago…

El té tiene fama de ser más saludable que el café y así es, ya que contiene menos cafeína y otras sustancias como taninos y flavonoides de efecto antioxidante y, según algunos autores, anticancerígeno. A pesar de ello no es muy recomendable su uso habitual y excesivo ya que contiene también componentes que neutralizan la vitamina B, pudiendo generar déficit de esta vitamina tan necesaria para el sistema nervioso, ya castigado por la cafeína que contiene el té. Existen en la dieta cantidad de alimentos, sobretodo frutas y vegetales, ricos en taninos y flavonoides sin los inconvenientes del té y que además aportan vitaminas, minerales y oligoelementos en grandes cantidades.

Las bebidas con cafeína no interfieren de forma importante en la absorción del hierro. El té puede hacerlo en pequeña cantidad por los taninos que contiene. Lo que si son es una causa importante de pérdida de calcio (osteoporosis) por la acción acidificante de la cafeína. En el caso de la Coca-Cola este efecto se ve aumentado por la gran cantidad de ácido fosfórico y azúcar que contiene.

Como ves mi consejo es evitar el consumo regular de bebidas estimulantes y especialmente en niños, ya que pueden producirles más fácilmente irritabilidad, hiperactividad, alteraciones del sueño, además de la pérdida de calcio.

El café descafeinado tiene la ventaja de no contener cafeína, aunque es mejor que el café completo no podemos decir que sea muy saludable debido al proceso químico de su elaboración. El café torrefacto es el peor por su contenido en benzopirenos de demostrado efecto cancerígeno. Existen alternativas mejores como la malta, los cereales tostados u otros sucedáneos que se encuentran en las casas de dietética (la mayoría contienen achicoria) o infusiones de plantas aromáticas y digestivas (menta, poleo, maría luisa…).

Beber después de comer de forma abundante no es aconsejable ya que diluye los jugos gástricos y arrastra el contenido del estómago hacia el intestino antes de que la digestión gástrica este completada. Si se quiere beber tras la comida ha de ser poca cantidad, medio vaso o una tacita, y a pequeños sorbos.

Para corregir la anemia es importante en tu caso normalizar las menstruaciones. Hay plantas como la salvia y la artemisa que ayudan a controlar el exceso de pérdida de sangre durante la menstruación. También hay otros preparados fitoterapéuticos y tratamientos homeopáticos y de medicina tradicional china para ello.

Para subir la tensión los estimulantes son un engaño, no la solución. Incorpora duchas matinales acabadas con agua fría, actividad física regular y toma abundante zumo de uva negra y preparados de plantas como el romero o una ampolla o medio vaso de agua de mar en ayunas.

 Pedro Ródenas ,Médico Naturista.