APNEA DEL SUEÑO

Me han realizado la prueba de sueño en el hospital y el diagnóstico es apnea del sueño.Me están haciendo un estudio para que duerma  con un aparato. Querría saber si hay algún remedio natural que evitase tener que depender de un aparato para dormir. Tengo un sobrepeso de 10-12 kg, no he fumado nunca, solo tomo alcohol muy esporádicamente y poca cantidad, mi dieta es más o menos mediterránea.     

                                                                                                      Alicia (Barcelona)

 

El dormir es una necesidad básica del organismo. Durante el día consumimos energía y durante la noche nos recuperamos y reparamos el desgaste diurno. Nuestros biorritmos están acoplados al ritmo solar de luz y oscuridad de nuestro planeta. Por este motivo los trabajadores de turnos nocturnos sufren disfunciones al alterar su reloj biológico.

La apnea impide llegar a la fase profunda del sueño, lo que hace que este no sea reparador. La causa más habitual es que la relajación anómala de los músculos que mantienen abiertas las vías respiratorias altas durante el día provoque una obstrucción repetida de la respiración por parte de la lengua que cae hacia atrás, amígdalas, paladar blando y úvula. Esto se traduce la mayoría de las veces en ronquidos.

Por tanto, situaciones que favorecen la apnea y que habría que evitar son el consumo de alcohol y fármacos sedantes o relajantes musculares, y el dormir boca arriba (para ello se aconseja enganchar o sujetar en la parte posterior del pijama un objeto que moleste como una pelota de tenis o una nuez.

El CPAP (mascarilla para conseguir una presión positiva continua nasal) evita que se cierren las vías respiratorias superiores y soluciona la apnea mientras se utiliza, pero no cura. Es decir, cuando se deja de usar la apnea vuelve.

Cuando hay sobrepeso, como es tu caso, el tratamiento que da mejores resultados, hasta el punto de que la mayoría de las veces resuelve definitivamente el problema, es adelgazar hasta conseguir un peso equilibrado.

Mi consejo es que hagas una dieta hipocalórica sana, evitando las dietas hiperproteicas tan de moda hoy en día. Aumenta el consumo de ensaladas, verdura, frutas jugosas, y suprime temporalmente las grasas, los fritos, los hidratos de carbono y dulces refinados y los embutidos. Acompaña estos alimentos con un caldo o preparado depurativo, tomándolo veinte minutos antes de las comidas. Lo ideal es que este tratamiento esté supervisado por un profesional de la salud.

 Pedro Ródenas ,Médico Naturista.